Cómo cortar queso

Cómo cortar queso como un profesional, paso a paso

Los amantes del queso sabemos que se trata de un producto que necesita ser tratado con delicadeza, si se quiere disfrutar plenamente de sus excelentes cualidades claro está. Por tanto, cortar el queso de la forma adecuada es fundamental para consumirlo y degustarlo como es debido.

La forma del queso determinará cómo debe realizarse el corte, para que el queso no se estropee y su presentación y posterior degustación, resulten perfectas.

Como ya hemos visto, existen muchos tipos de queso, por lo que cada uno tiene su forma particular de corte. Hoy desde Cabesota te contamos cómo cortar el queso como un profesional. Vamos allá:

Cómo cortar quesos redondos, pequeños y planos tipo Camembert

Estos quesos deben cortarse como una tarta, en porciones triangulares iguales, partiendo del centro hacia los bordes.

Para estos tipos de queso, recomendamos pasar la hoja del cuchillo por agua caliente y secarla bien antes de proceder al corte. De este modo, evitaremos que la pasta del queso se quede adherida al cuchillo.

Cómo cortar quesos redondos y grantes tipo Brie

Tanto si se presentan enteros como en cuñas, estos quesos deben cortarse primero en lonchas largas, como en el caso de los quesos pequeños. A continuación cortaremos esas lonchas en dos.

Cómo cortar quesos cilíndricos tipo rulo de queso de cabra

Estos quesos se cortan en rodajas, de un extremo al otro del queso. Sin embargo, los quesos cuadrados se cortan como los quesos redondos pequeños, en porciones triangulares desde el centro hasta el borde.

Cómo cortar quesos redondos duros o semiduros, tipo de oveja curado o semicurado

Los quesos curados, con una maduración de más de 4 meses, deben ser cortados en cuña y triangularmente. Esta es la forma tradicional de corte y también la más sencilla.

Para el queso semicurado con una curación de solo 2 meses la mejor forma de disfrutarlos es cortándolos en cuña o en barrita, con un grosor de 5 a 10 milímetros.

Cómo cortar quesos blandos

Los quesos blandos se cortan en lonchas pequeñas, pero siempre con un grosor mínimo de 5 mm. Al ser más difíciles de cortar, recomendamos introducir el cuchillo en un recipiente con agua caliente para que el queso no se pegue al cuchillo.

Cómo cortar quesos azules en cuña, como el Roquefort

Estos quesos se colocan sobre una de las dos secciones y se cortan en forma de abanico, al bies hasta el borde del queso.

Cómo cortar los quesos más fuertes

Quesos como nuestro añejo en aceite de oliva virgen extra se pueden presentar en pequeños tacos o en bloque.

Cómo cortar quesos redondos parafinados en cuñas, tipo Bola o Gouda

Se colocan sobre una de las dos secciones y se cortan en porciones triangulares, desde el centro de la cuña y al bies hasta los bordes del queso, en forma de abanico. También se pueden cortar en cubitos del mismo tamaño.

Cómo cortar quesos muy duros, como el Parmesano

Estos quesos no se cortan, sino que se parten en trocitos irregulares, generalmente con la ayuda de un cuchillo tipo punzón.

Cómo conservar el queso una vez cortado

Una vez que el queso ya está comenzado lo mejor es envolverlo en un film de plástico o en papel de aluminio, aunque lo ideal es guardarlo en una fiambrera hermética.

Se recomienda, además, guardarlos en las partes menos frías del refrigerador y jamás en el congelador. El queso es uno de los alimentos que no debe congelarse nunca.

Si quieres más información acerca de cómo conservar el queso para que te dure más tiempo, pincha en el enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *